El ultimo “click” dejó una foto maravillosa

Entiendo muy poco de fotografía –como de otras muchas cosas- pero los que saben se atreven a afirmar que lo que realmente hace resplandecer una escena no es la calidad técnica, ni el enfoque, ni siquiera la luz; lo que hace embellecer la fotografía es el sentimiento, el amor que se deposita en la confección de la escena y como ésta es mirada por el autor. La calidez y el afecto. Todo ello lo sentí en un domingo pleno.

Éste último fin de semana participé de un acto de despedida tan emotivo y bello que oscilaban entre la tristeza y la alegría, entre la dura amargura y la seguridad de que no podía haber mejor “adeu”. Su último “click” reflejó una escena de síntonia emocional así como de profundo amor. No se es capaz de dejar una última fotografía tan bella si antes no has abonado el terreno tal como hacen en el Delta con el arroz.

Pude contemplar como un esposo –admirable desde mi percepción- se ocupaba y preocupaba por que la despedida fuera tal como ella hubiese deseado, por como mantenía una serenidad y un aplomo inusuales, y que gracias a ellos sus dos pequeñas hijas podían acercarse de la manera más natural posible a ello. Nos dejaba sentirle y se sentía con nosotros.
Qué gran bote para el futuro, que buena garantía para ellas de tener un padre tan generoso y que puede posponer su dolor a los momentos de soledad, para así poderlas dar lo máximo, intentando que en sea despedida sufrieran lo justo. Y que suerte para los que lo consideramos nuestro amigo.
Todo fue especialmente emotivo como ella merecía, como ella vivía –muere quien no se atreve a vivir-. Pudo despedirse quien quiso y como quiso, hablando, cantando, en silencio, con lágrimas o con una sonrisa.
Algunos tuvimos la fortuna de poder compartir más horas junto a ellos y a otros amigos y familiares, gracias al ofrecimiento siempre abundante de una pareja acogedora, que ofreció su casa, su nevera y su desbordante amor solo con el simple objetivo de que todos pudiésemos “estar”.

Que sepas que has dejado una instantánea muy hermosa. Disfruta allá donde estés.

4 comentarios
  1. Sergi Florit
    Sergi Florit Dice:

    Agradecemos tu comentario Marisa y sabemos lo dificil que resulta escribir de él. Un fuerte abrazo.

  2. Sergi Florit
    Sergi Florit Dice:

    Gracias Lucía, tienes razón cuando reflexionas sobre lo importante de apreciar el día a día -tu que estas llena y rodeada de vida-, el ser humano es injusto con lo que tiene, solo aprendemos a valorarlo cuando lo perdemos o nos perdemos. que agradable sería que nos concenciaramos a luchar por la sonrisa diaria y no plantearnos el futuro como algo que será negativo. Vivamos disfrutando de la vida y muramos contentos de haber vivido.

  3. Lucía
    Lucía Dice:

    Sin duda la muerte siempre es triste. No importa que sea “ley de vida”, o que “todos acabaremos igual”, o “a todo el mundo nos llega la hora”. Nunca estamos preparados. Desde pequeños, nos hacemos una imagen en la cabeza “moriré cuando sea viejecita”, o “mis padres morirán cuando sean viejecitos”… pero, no es así. Siempre se va alguien antes de tiempo, un padre, una amiga,… Y es cierto que detrás vamos todos nosotros, y quizá nos reunamos juntos en “algún lugar maravilloso”, o al menos, eso nos gusta pensar, por qué no. Nunca aprenderemos a vivir con la muerte, quizá porque tenemos la suerte de vivir en una sociedad casi “perfecta” (aunque ahora con la crisis…), en la que la muerte, parece no tener sitio. Otros paises, donde poder vivir un día más es todo un reto, y donde que tu propio hijo sobrepase la barrera de los 3 años sea toda una azaña, o en donde las bombas caen arrebatando vidas indiscriminadamente, me imagino que tendrán otra “perspectiva” de la muerte que nosotros es imposible que podamos tener. Demos gracias pues por poder vivir, y también poder morir con dignidad.

    Un beso,

    Lucía

  4. Marisa
    Marisa Dice:

    Hola,
    Lo leí a los pocos días, pero por trabajo no he podido verte ni escribir.
    Me ha impactado y emocionado!!!!!
    Ante todo un abrazo muy fuerte a tí y a la familia de esa amiga que se ha ido.
    ¡¡¡Teneis suerte de tener amigos así!!!!¡¡¡¡Por ambas partes!!!!!
    Como dices tú, dejo un “clik” maravilloso. Dentro del fuerte dolor de la pérdida para vosotros los amigos y especialmente su familia, ha sido muy BELLO estar rodeado de amor y calor de las personas a las que quieres. No todo el mundo lo consigue, aún cuando se abone el terreno. Ante las grandes dificultades como son perdidas o enfermedades graves de un ser querido, las personas reaccionamos de diferente manera, Está la que se asusta y desaparece,
    la que se asusta y sufre y la que se asusta sufre y admirablemente está a tu lado apoyandote emocional y fisicamente.
    Familia, amigos y conocidos tenemos casi todos, casi todos estan en las fiestas, celebraciones, etc. pero pocos encuentras en las duras dificultades de la vida.
    Desde aqui un homenaje a esas personas por su apoyo, comprension y su inmenso amor.
    Gracias simplemente por “estar”.
    Marisa.
    Besitos.

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *