¿ CON QUIÉN CONECTAS ?

Me encanta la sensación de conocer a alguién y sin saber cómo parece que le conozcas de toda la vida. Te ríes de las mismas cosas, te das abrazos de los de verdad y muchas veces no hace falta hablar las miradas ya te dicen muchas cosas…

Me parece increíble, y me pregunto ¿ qué ha pasado? Si hace poco tiempo que nos conocemos. En muchas cosas de la vida, el tiempo nos da la razón, el tiempo nos ayuda a curar heridas, el tiempo nos sosiega, pero aquí el tiempo no tiene nada que hacer. Creo que es más una conexión, un algo que se siente y a partir de ahí todo fluye. Es como si tuviéramos un radar interno que capta una serie de características que nos hacen sentir a gusto y sabemos que vamos a conectar con esa persona. Sabemos que hablamos el mismo lenguaje.

No importa el tiempo que haga que no te ves o que no te llamas , que siempre parece que fue ayer, sigues igual de unido que al principio.

Al igual que estas relaciones para mi tienen un encanto , también lo tienen aquellas que evolucionan y maduran. Las primeras fluyen solas es como mágico, en cambio, las segundas son como un encaje de bolillos. El principio es como desangelado, no estás mal pero ves que no puedes ser tú, y el otro tampoco acaba de ser él. Es como que cada uno ve al otro pero con resistencias y eso no ayuda a aproximarse. En éstas si que es necesario el tiempo, tiempo para observar al  otro y ver lo que te aporta, tiempo para intentar ser natural, ser espontaneo , atreverse a ser como somos en realidad. Si con el tiempo conectas es como que los hilos se van entrelazando y sorprendentemente sientes que teníais más en común de lo que pensabas al principio. CONECTAS con quién creías que no podrías hacerlo. Acabas riendo de las mismas cosas, dándote abrazos de los de verdad y muchas veces no hace falta hablar las miradas ya te dicen muchas cosas…

Yo cuento con amigos que al principio no teníamos “aparentemente nada en común” y ahora nos une un gran cariño fruto de esta conexión.

Es normal no conectar con todo el mundo y no es necesario, porque si fuera así ¿qué tendría de especial?

 

LOS LIMITES DE LA SINCERIDAD

                           

El juego de tu vida es un concurso que lleva ya casi un año emitiéndose, supongo que por haberlo visto o por oídas todo el mundo sabe de qué va. Por si alguién todavía no lo sabe es un concurso en el que se premia decir la verdad estilo “La Máquina de la verdad” que se hizo famoso con Carlos Carnicero. El concursante se expone a 21 preguntas de diferente dificultad pudiendo ganar como premio máximo 100.000 Euros. Y ya se han presentado como un millar de personas a las pruebas de acceso.

ahelkcayqsq9wcao00q49cauhwl5oca2e82alcalibueccacftp3kcahntru1cal29g58cahvv1aecahl7986catvv4yccapz1fwzcaroebuccazrtqgccauwatpdca2qfc23ca3ossjscagii9hjca8vgxmk1

 

Hasta aquí la idea del programa no parece tan “sorprendente” como lo que es en realidad ya que las preguntas cada vez van siendo más intimas poniendo en evidencia pensamientos que todos podemos tener pero que es mejor que queden solo para nosotros.¿ quién quiere que su pareja sepa que ha podido tener deseos por otra persona? o ¿Qué no quiere trabajar con su suegro? Las preguntas van cada vez siendo más morbosas, claro que el concursante puede parar cuando desee.

Este concurso me hizo reflexionar sobre los límites de la sinceridad. Si todos dijéramos todo lo que se nos pasa por la cabeza, acabaríamos haciéndonos la vida imposible. Creo que es mejor preguntarse si vale la pena decirlo, si va a ser bueno para la otra persona o para mi? ¿si va a servir para algo? Si me han pedido mi opinión? ¿Si es un buen momento?

A veces puede ser difícil encontrar estos límites, a mi me resultan útiles estas preguntas. Con los temas delicados, la sinceridad necesita de tacto y de encontrar el lugar y el momento adecuado para que el otro nos pueda escuchar. Decir la verdad no significa que haya que decirlo todo, es mejor decir lo que se piensa pensando lo que se dice. No me refiero a que haya que mentir o ocultar por evitar el qué dirán o las críticas sino me refiero a la “transparencia ”. Quizá equiparar sinceridad a transparencia es lo que conlleva la dificultad , ¿si no soy transparente no soy sincero? Yo diría que si que soy sincero sin ser transparente .

Yo creo que hay diferentes maneras de entender la sinceridad : están las personas que en pro de una máxima sinceridad dan opiniones sin que se las pidan y quizá son comentarios que el otro no ha pedido ni quiere en ese momento. Están las personas que por el que dirán o por las críticas no se atreven a decir su verdad ( no asertiva) y aquellas que intentan buscar un equilibrio entre lo que decir y lo que no. Aunque sea a veces complicado me decantaría por buscar un equilibrio pensando que  mi sinceridad acaba donde puede acarrear un sufrimiento injusto o inútil a otra persona.

 

 

LA FORTALEZA DEL SER HUMANO

historias-nuevas-highway-blues

Como amante del cine español que soy, vi la Gala de los Goya y me ha hecho pensar en la fortaleza de las personas. Se entregaron 2 Goyas que me emocionaron, uno fue a Juan Manuel Montilla “ El Langui” y otro a Pascal Kleiman. El Langui es un chico con parálisis cerebral que limita su movilidad y Pascal es un chico que nació sin brazos debido a un fármaco que tomó su madre durante el embarazo.
Alli estaban, premiados con un Goya, transmitiéndonos a todos una fuerza por la vida y por la lucha diaria que era envidiable. El Langui es cantante de un grupo “ La excepción” y ahora premiado por actor revelación, Pascal es disc-jockey de música electrónica , realiza su trabajo con los pies. Han querido luchar a pesar de las dificultades que les ha puesto la vida. Para mi son personas admirables por esa fuerza y ese seguir para adelante aunque les pueda costar más. Han valorado lo que tienen en lugar de quedarse inmóvil por lo que la vida no les ha dado. Le han puesto pasión y fuerza de voluntad, como dijo Pascal “ No hay que bajar nunca los brazos ni darse por vencido”. Y hacen pensar y tú de qué te quejas? Si la vida te lo ha puesto mucho más fácil.

El Langui

El Langui

El Langui dijo una frase que me encantó : “ Doy gracias a mis padres, os lo debo todo, siempre me poníais el Nesquik en lo más alto del armario para que tuviera que esforzarme”. Enhorabuena a esos padres que le inculcaron el esfuerzo y no la sobreprotección que no le hubiera ayudado a conseguir todas estas cosas. Yo también doy gracias a los mios por haber hecho que me esforzara para lograr las cosas y estar ahí para motivarme porque eso es lo que te ayuda y te hace crecer. El valor que otorgamos a las cosas es por el esfuerzo, lo que es gratis no tiene valor. En mi generación todavía los padres inculcaban esta idea, pero creo que las generaciones posteriores viven con el Nesquik preparado encima de la mesa cada mañana…

Felicidades a los 2 por vuestro Goya y por la lección de vida que nos dais.