25 anys de pertinença al COPC

 

El Col·legi Oficial de Psicologia de Catalunya va celebrà, el divendres 24 de febrer, la festa del Patró de la Psicologia amb un acte institucional de reconeixement als professionals que compleixen 25 anys consecutius de relació col·legial. A més, va nomenà sis personalitats vinculades amb la salut i la psicologia com a col·legiats/ades d’honor.

El Col·legi Oficial de Psicologia de Catalunya celebra la festa del Patró de la Psicologia
La celebració coincideix amb la diada del patró Juan Huarte de San Juan, un metge fisiòleg del segle XVI que és considerat el precursor de la psicologia moderna, perquè va usar l’observació, la revisió crítica i la formulació d’hipòtesis en els seus anàlisis de les aptituds físiques i intel·lectuals de les persones.
Enguany és la tercera edició de la celebració d’aquesta festa i es convida als col·legiats i col·legiades que al llarg de 2016 va complir 25 anys de col·legiació consecutiva a assistir-hi. A banda, es vol distingir per la seva contribució a favor de la psicologia a Mercè Mitjavila, Roser Pérez Simó (a títol pòstum), Maria Dolors Petitbó, Itamar Rogovsky, Manuel Mariano Vera i Miquel Vilardell.
Nuestro compañero y director de Grup 7 Psicòlegs, Sergio Florit, recibió el pasado 24 de febrero el reconocimiento a sus 25 años vinculado al Colegio Oficial de Psicólogos de Catalunya. Y en su caso hay que reconocer que estos 25 años también han sido como profesional de la Psicología Clínica y como Perito Forense Psicólogo.
El acto reunió aproximadamente a cien personas entre las cuales estaban los aproximadamente 40 psicólogos que en las diferentes especialidades cumplían el requisito de la afiliación en esos 25 años de forma ininterrumpida.
Se entregó también el pin de oro de la Psicología a diferentes profesionales del mundo de la salud que lo recogieron y tuvieron la oportunidad de decir unas palabras de agradecimiento, como esto no pudo llevarse a cabo para todos los profesionales que cumplían 25 años, y ya que nosotros tenemos nuestro propio foro de opinión en esta página recogemos unas palabras de nuestro director y así nos quitamos la espinita.
Sí que me apetece poder contar algo. Ya han pasado 25 años desde que me licencié y me colegié, y puedo decir con orgullo que además han sido 25 años ejerciendo la profesión -no solo pagando la adhesión al colegio-,  atendiendo pacientes, dando clases, escribiendo, ejerciendo como forense, haciendo selección de personal y coaching…entre otras cosas que para no aburrir no sigo. Hoy me doy cuenta al mirar hacia atrás de lo que significa.
En los agradecimientos de los psicólogos que acudieron a recoger el pin de oro del COPC, había menciones a instituciones, cargos públicos, publicaciones…todo muy académico. Eso se premia. Los psicólogos como yo, y hay muchos compañeros que seguro están de acuerdo conmigo, no seremos nunca reconocidos por nuestra institución -Colegio Oficial de Psicología de Catalunya-, pasamos desapercibidos. ¿Por qué?. Sencillo. No tenemos visibilidad, ejercemos la práctica privada, somos autónomos, dirigimos pequeños equipos, pero no formamos parte de ninguna institución y desgraciadamente parece no hagamos una función destacada en la Psicología. Curiosamente somos la mayoría -paradoja, en este caso la mayoría es menos importante-. Nunca seremos reconocidos en la atención a nuestros pacientes, por otro lado tampoco hace falta, nuestro reconocimiento nos los dan ellos mismos: nuestros propios pacientes o clientes. Pero es triste que desde el COPC no haya por lo menos una mención a todos esos profesionales que trabajamos en la atención directa, en cubrir la falta de asistencia desde la pública y que ejercemos una función social poco reconocida. En 25 años he visitado más de 1000 personas y he hecho otros tantos informes periciales, así como horas de docencia o de coaching, y realmente me siento orgulloso de ello, y felicito a los compañeros que como yo ha hecho tareas similares. Formamos parte de la sociedad, ayudamos a mejorar y contribuimos modestamente a conseguir  la estabilidad y la felicidad. Yo me siento contento de la carrera que escogí, cuando aún muy bien no sabía qué hacer en la vida.
Siento que debo mencionar también que este camino no ha sido fácil, que los que nos dedicamos a la privada debemos luchar como lo hacen todos los autónomos, solos sin ayudas institucionales y muchas veces sin el apoyo de nuestro propio colegio. Debemos promocionarnos, formarnos, anunciarnos, renunciamos a horarios estables y lo hacemos en muchos casos desde la soledad. Yo me siento afortunado porque siempre he compartido espacio en Grup 7 Psicòlegs, en diferentes maneras con socios o con colegas que colaboran, han sido muchas etapas desde la fundación en 1993 pero en líneas generales todas positivas. No sé si yo solo hubiese sido capaz.
 
Agradezco a mis socios fundadores de GAMS y posteriormente Grup 7 Psicòlegs la posibilidad de formarme como profesional y como persona. Recién licenciados ya emprendimos esta aventura que ya tiene más de 25 años y de la que me siento feliz y orgulloso. Agradezco a quienes han sido mis maestros en diferentes etapas de mi vida y que despertaron y despiertan en mi la pasión por la Psicología: Ramon Llaurado, Antoni Bolinches, Juan Antonio Portuondo por nombrar solo algunos. Agradezco a todos mis pacientes desde Agustín a Neus, del primero al último y esperando sean muchos más, sin ellos mi trabajo no tiene sentido. Agradezco a todos los profesionales que han compartido y colaborado en hacer de Grup 7 Psicòlegs un centro reconocido en Barcelona, imposible mencionarlos a todos -gracias a las Elenas, Gemmas, Sandras etc..-   He vivido con todos ellos un camino de aprendizaje, de alegrías y sufrimientos, pero no lo cambiaría. Gracias a mi familia y amigos que han tenido que soportar los malos momentos, mi agotamiento al llegar a casa, mis pocas ganas de hablar por las noches y a veces el sufrimiento compartido con mis pacientes.
No sé cuántos años más me quedan, no sé cómo me aguantará la mente, ya voy teniendo una edad, pero sé que el día que profesionalmente acabe me gustaría pensar que he podido ayudar  y que, aunque sea en una pequeña parte, os quede un recuerdo positivo de la experiencia terapéutica.
Sergio Florit Expósito
 

 

 

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *