SIPHA. SíNDROME DE INDIFERENCIA PATOLÓGICA ANTE EL HOSTIGAMIENTO AJENO

Artículo publicado por nuestro compañero Josep Puig en colaboración con AVALC.

 

¿Que es el SIPHA?:

Es el síndrome de Indiferencia Patológica ante el Hostigamiento Ajeno.

Actualmente estamos viviendo en una sociedad muy competitiva. En el trabajo encontramos muchos casos de hostigamiento, entendiendo hostigamiento como una amplia gama de comportamientos ofensivos y cuyas conductas estan destinadas a perturbar o alterar a la persona que las recibe, bien sea a nivel psicológico o físico.

Ante estos comportamientos que se dan en todos los ámbitos sociales y en el caso que nos ocupa, también en el trabajo. Hablaríamos de acosadores, victimas y organizaciones toxicas. De todo ello se ha hablado por diversos autores y en profundidad. Sin embargo considero que nos hemos dejado un elemento importante en el proceso y/o al menos deberíamos darle un nombre que definiera la importancia de su participación como elemento clave para que se pueda desarrollar el hostigamiento, acoso laboral, psicológico, moral etc. Me estoy refiriendo al comportamiento de aquellos que lo presencian y/o tienen conocimiento del acoso y no hacen nada, dicen no saber nada, ignoran de forma voluntaria, niegan los comportamientos a sabiendas de que “no son aceptables por la conciencia social”… A ellos me gustaría referirme por considerar que son relevantes para que se produzca y/o mantengan los comportamientos hostiles hacia sus “compañeros” de trabajo. Creo que se merece que se les distinga por su importancia en el proceso y dejen de una vez por todas pasar de forma “disimulada e inadvertida y sin responsabilidad” (al menos moralmente) y sin que “se les pueda reprochar el no hacer nada porque refieren que: “no es cosa mía ni puedo hacer nada” o bien “algo habrá hecho”. Son personas que se repiten de forma patológica y para sentirse bien con ellos mismos se dicen que no pueden hacer nada, y que hay que hacer ver que no se ha visto para no ser implicados ni llamados a testificar. En mi opinión merecen una “acreditación” por su cobardía (si bien legal no moral). A estos “compañeros” de trabajo les adjudico el término de padecer el Síndrome de Indiferencia Patológica ante el hostigamiento Ajeno (SIPHA). Ello es aplicable en cualquier ámbito o situación social como actos de violación, vulneración de derechos, comportamientos abusivos de cualquier índole…. Por ello en una organización donde se esta produciendo mobbing, los personajes son : acosador, victima y los SIPHAS. Por supuesto dentro de estos también están los superiores que lo permiten y/o niegan (además de que deben asumir las responsabilidades que legalmente se les atribuyen por su NO intervención).

Quiero aclarar que SIPHA no es un término científico, solo lo considero un término para poder dar nombre a la indiferencia y pasividad de algunas personas ante los problemas y sufrimiento de las demás.

 

SIPHA EL COMPLICE POR INDIFERENCIA ANTE EL HOSTIGAMIENTO Y SUFRIMIENTO AJENO:

 

El SIPHA es cómplice o cooperador necesario es en los casos de hostigamiento (acoso laboral, sexual) Considero que su presencia es imprescindible para el mantenimiento de la hostilidad hacia la víctima. Si ellos no actuaran “ignorando” lo que esta pasando o por el contrario actuaran ya sea comunicando, apoyando a la víctima, negándose a ser “un corderito”…..el hostigamiento no podría perdurar. El acosador se sentiría solo, sin apoyo explícito y/o encubierto. Los acosadores son cobardes!!! Lo que ocurre es que se valen de los SIPHAS (además de la organización tóxica) para acorralar a la víctima y hacerle sentir débil y sin apoyo. Pretenderán que duden y se sientan culpables, les infundirán miedo. Ahora la víctima esta a su merced, esta indefensa y paralizada. Ya pueden actuar hasta que consigan su objetivo: que abandone el puesto de trabajo, o cambie su forma de comportarse en beneficio del acosador.

Los SHIPAS también pueden ser los Delegados de Prevención y/o representantes sindicales que “no actúan” en apoyo de la víctima y en beneficio de los derechos de los trabajadores. Deben saber que ellos tienen unos derechos como representantes de los trabajadores pero también OBLIGACIONES LEGALES que en caso de incumplimiento pueden incurrir en responsabilidad penal.

En nuestro Cödigo Penal se recoge la figura de Cooperador necesario y cómplice de los delitos o faltas. En mi opinión a los SIPHAS se les debe considerar una de estas figuras de responsabilidad por su participación e implicación necesaria para que se pueda llevar a cabo el hostigamiento o acoso laboral y sexual.

Mi intención es que de una vez por todas la figura del SIPHA no quede impune y menos aún se jacten de serlo.

Josep Puig Agustí

Psicólogo núm. Colegiado 11379

Psicólogo-perito forense de la Asociación de víctimas de acoso laboral de Cataluña (AVALC)

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *