EVALUACIÓN NEUROPSICOLÓGICA

La neuropsicología clínica es una rama de la psicología que como disciplina aplicada aborda las manifestaciones psicológicas de personas normales o que han sufrido algún tipo de daño cerebral.El neuropsicólogo clínico es un profesional de la psicología especializado en las relaciones cerebro-comportamiento que tiene como objetivo el diagnóstico, evaluación, tratamiento y/o rehabilitación de las alteraciones cognitivas, emocionales y comportamentales resultantes de una afectación funcional y/o estructural del Sistema Nervioso Central (SNC).

Los objetivos de una evaluación neuropsicológica se pueden agrupar en los siguientes apartados:

  • – Diagnóstico diferencial.
  • – Evaluación y descripción de las áreas cerebrales dañadas y preservadas cognitiva, emocional y psicológicamente con el objetivo de conocer las alteraciones neuropsicológicas secundarias.
  • – Establecimiento de una línea base.
  • – Evaluación para la planificación de la rehabilitación o estimulación cognitiva en el caso que se considere oportuna.
  • – Asesoramiento al paciente o familiares.

Una evaluación neuropsicológica amplía permite, en el caso en que sea posible, describir con detalle las consecuencias de una lesión cerebral, establecer un diagnóstico, diseñar un plan de intervención, determinar los progresos o mejoras del paciente y valorar la eficacia de los programas de intervención.

La visita se organiza en diferentes partes: se realiza una entrevista inicial para la elaboración del motivo de consulta, recoger el historial médico del paciente con explicación de la enfermedad actual y curso de ella, antecedentes personales y familiares, nivel de estudios, profesión y tratamiento que toma en la actualidad.

Posteriormente, se lleva a cabo la valoración neuropsicológica con la evaluación sistemática de todas las funciones cognitivas generales y específicas (o las que se han seleccionado porque se consideran más oportunas por el tipo de patología) junto con la identificación de las alteraciones conductuales y emocionales.

Las funciones cognitivas que se evalúan y rehabilitan son: la orientación, la memoria y aprendizaje, el lenguaje, la atención/arousal, la capacidad visuoespacial, visuoperceptiva y constructiva, la capacidad de razonamiento, las funciones ejecutivas y motoras. Todo esto se lleva a cabo mediante baterías más generales o utilizando tests específicos para cada función cognitiva.

Se elabora un informe que engloba a través de valorar conjuntamente los informes médicos anteriores que se aporten, la información proporcionada por los familiares y los resultados obtenidos en el exploración una conclusión sobre el estado del paciente con las funciones alteradas y preservadas.

Por último, se da la devolución de la información al paciente y/o familiares y se asesora sobre las directrices a seguir.

La conclusión del informe ha de informar del estado del paciente tanto cuantitativamente como cualitativamente, se han de tener en cuenta los déficits y las competencias de los sujetos, se han de integrar todo los datos obtenidos en la visita y se ha de llevar a cabo por especialistas.

La evaluación neuropsicológica ha de tener validez ecológica, es decir, que las medidas obtenidas en los rendimientos que obtienen los pacientes en las diferentes pruebas se han de poder relacionar con su funcionamiento en la vida diaria/cotidiana.

Existen diferentes patologías de causa neurológica o psiquiátrica que pueden ocasionar alteraciones cognitivas, emocionales o conductuales a lo largo de la vida y que son objeto de estudio neuropsicológico. Entre ellas destacan:

  • – Envejecimiento normal.
  • – Enfermedades degenerativas: demencia tipo Alzheimer, demencia vascular, mixta, córtico-subcortical, etc.
  • – Accidentes cerebro-vasculares (infartos, hemorragias cerebrales).
  • – Enfermedad de Parkinson.
  • – Traumatismos craneoencefálicos, hidrocefalia y tumores.
  • – Epilepsia.
  • – Esclerosis Múltiple.
  • – Patologías infecciosas o metabólicas.
  • – Pseudodemencia depresiva.
  • – Trastorno psiquiátrico (esquizofrenia, trastorno bipolar).
  • – Abuso de sustancias tóxicas.

En conclusión, la neuropsicología es una ciencia que poco a poco se va introduciendo más y que se utiliza como una prueba complementaria en muchos casos para el diagnóstico clínico final.

Silvia Martínez Fuentes. Psiconeuróloga

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *