Estrés, ansiedad, angustia y Patrón de Conducta Tipo A (III).

Patrón de Conducta Tipo A

La importancia actual de la ansiedad y del estrés en nuestra sociedad, ha hecho que los sujetos que padecen estas enfermedades empiecen a ser clasificados, no solo como ansiosos sino que los estudios han ido más allá, se ha empezado a encontrar una correlación entre los sujetos, conformándose poco a poco un patrón.

Con esto quiero decir que se ha ido consiguiendo a través de la contrastación de las diferentes personalidades aquejadas de la misma personalidad obtener una tipología, un patrón, un esquema conductual que nos va a permitir prevenir posibles traumas. Esto es básicamente lo que llamamos Patrón Tipo A.

Una de las definiciones que nos pueden acercar más a este concepto es la de Jenkins (1975), creador del test JAS, que posteriormente explicaré:

“El patrón de Conducta Tipo A, es considerado un síndrome de conducta manifiesta o estilo de vida caracterizado por extrema competitividad, motivación de logro, agresividad (algunas veces contenida con esfuerzo), apresuramiento, impaciencia, inquietud, hiper-alerta, explosividad en el habla, tensión en los músculos faciales, y sensación de estar bajo presión del tiempo y en desafío con la responsabilidad.

Las personas que tienen este patrón, están usualmente entregadas a su vocación o profesión, mientras que son relativamente descuidados en otros aspectos de su vida. No todos los aspectos de este síndrome o patrón tienen que darse en una persona para que sea clasificado como poseedora del mismo. El patrón no es un rasgo de personalidad, ni una reacción puntual a una situación desafiante, sino la reacción de una persona predispuesta caractereologicamente para una situación que le resulta desafiante. Diferentes tipos de situaciones evocan reacciones máximas a diferentes personas”

Históricamente, es preciso hacer referencia a las aportaciones realizadas, allá por los años 60, de los cardiólogos R.H Rosenman y M.Friedman quienes, a partir esencialmente de la observación de la conducta que presentaban los pacientes con alteraciones cardiovasculares, apuntaron un conjunto de características definitorias de estos pacientes:

1-Tienden a percibir un amplio rango de situaciones como amenazantes y competitivas

2-Más aún, son personas que parecen buscar activamente este tipo de situaciones que, de alguna manera, suponen un reto personal.

3-Procuran destacar en cualquier actividad que emprenden

4-Se quejan constantemente de que les falta tiempo para hacer todo lo que desearían hacer, de hecho, suelen ser personas que siempre tienen una agenda muy superior al tiempo real del que disponen.

5-En su lucha constante por destacar reaccionan con ira, agresividad y hostilidad, ante cualquier tipo de obstáculo que les impida (o simplemente amenace) alcanzar tales estandares de conducta.

Tres serian los aspectos más destacables de estos sujetos:

-Competividad

Los sujetos tienen un afán por destacar permanente, por sobresalir, por rendir bien. Comparados con los sujetos Tipo B, que serian aquellos diametralmente opuestos, realizan las tareas de forma más rápida, esforzándose en destacar en todo momento, independientemente de los requerimientos de la tarea, mientras que las personas tipo B solo parecen incrementar su esfuerzo cuando la tarea lo requiere explícitamente.

-Impaciencia

Las personas Tipo A tienen una excesiva prisa por hacer las cosas, intentan aprovechar el tiempo lo más posible para hacer gran número de cosas. No es de extrañar que en tareas que exigían cierta meticulosidad y concentración los sujetos Tipo A no rinda adecuadamente

-Hostilidad

Los sujetos tipo A se muestran más agresivos en la consecución de sus objetos, no pueden esperar y tienen prisa por lograr sus objetivos.

A partir de todas estas observaciones se han diseñado aproximadamente una docena de instrumentos destinados a la evaluación de tales características, con la esperanza de identificar los problemas cardiovasculares, de los cuales el sujeto Patrón Tipo A puede padecer.Las personas Tipo A muestran una tasa de enfermedad coronaria significativamente superior a las personas que no presentan las características de conducta descritas anteriormente, o personas Tipo B. Estos sujetos (Tipo A) también desarrollan mayores tasas de arteriosclerosis, medida en angiografía y autopsias, igualmente presentan mayor número de recaídas y una más rápida progresión en los trastornos vasculares.

De esta forma, un conjunto de conductas pasó a ser aceptado por la comunidad científica internacional como un factor de riesgo cardiovascular, independientemente de los considerados tradicionalmente y con niveles de significación etiológica muy similares a los que se reconoce.

Así pues podemos ver como el Patrón de Tipo A podría estar asociado a modos de expresión fisiológica, igualmente peculiares, que facilitarían el desarrollo de alteraciones cardiovasculares; las personas Tipo A se caracterizan por una mayor reactividad simpático-adrenomedular que, tomando los índices fisiológicos habitualmente considerados en estas investigaciones, se traduce en una más elevada: presión sanguínea (especialmente sistólica) tasa y variabilidad cardiaca y secreción de catecolaminas (particularmente norepinefrina).

Debemos ser conscientes del importante paso que significa en la prevención de los posibles problemas cardiovasculares el poder establecer un índice de riesgo más, que unido a los ya tradicionales: elevada presión sanguínea, el nivel de colesterol y la tasa de cigarrillos consumidos y consumo de alcohol.

Instrumentos

Los métodos utilizados para la medición del Patrón de Tipo A, todavía no están tan extendidos como aquellos instrumentos encargados de la medición de la Ansiedad (tema ya tratado) y sobre la que es más fácil encontrar instrumentos de medida fiables y sobradamente comprobados.

Para la medición que ahora nos ocupa se han utilizado diversas herramientas:

-El Cuestionario de Bortner

-Inventario de Milwaukee

-Escala de Susceptibilidad Emocional

-Escala de Irritabilidad

-JAS (Inventario de Actividad de Jenkins)

De todas estas pruebas cabe destacar el JAS.

El test fue creado con el objetivo de poder diferenciar grupos para evaluar y orientar a los individuos en situaciones de riesgo, hacia un cambio de comportamiento.

Se trata de un instrumento factorial que mide tres aspectos “S” velocidad e impaciencia, “J” implicación en el trabajo y “H” fuerte tendencia a la competividad.

Su aplicación puede ser individual o colectiva, de pasación a sujetos mayores de 25 años y de duración aproximada entre 15 y 20 minutos.

Debemos destacarlo como un buen predictor de personas con riesgo coronario, esto lo hace destacar en los medios sanitarios.

Intervención

Como ya se ha mencionado en el artículo dedicado al estrés existen diversas técnicas para reducir la carga emocional, de la que está saturada el Patrón de Tipo A. Pero y para finalizar, esta exposición, creo conveniente plantear el modelo desarrollado por Frieman (1982), y denominado “Proyecto de prevención de recurrencia coronaria”

-Entrenamiento en relajación

A. Relajación muscular progresiva

B. Relajación mental

-Entrenamiento Conductual

A. Reconocimiento y modificación de reacciones de activación elevada

B. Instrucción en técnicas de auto-observación y auto-evaluación

C. Reestructuración del ambiente

1.Eliminación de una actividad diaria excesiva

2.Modificación del entorno laboral y social

D. Aprendizaje cognitivo-afectivo

1.Modificación de asunciones, atribuciones y creencias

2.Identificación y correcta evaluación de las cualidades individuales

3.Establecimiento de nuevos valores y metas internos elaborados de una forma realista

4.Autoinstrucción y auto-dirección

a)Role-planying

b)Observación de los comportamientos de los Tipo B

c)Autorefuerzo

d)Evitación de actividad y pensamiento polifásico

e)Sustitución de las conductas agresivas por asertivas

5.Busqueda de cosas que merezcan la pena, que tengan valor

a)Renovar antiguas amistades

b)Adquisición de nuevos hobbies

c)Sustitución de la irritabilidad o la hostilidad por afecto.

Conclusiones

En estos tres artículos presentados he querido resaltar la importancia de los síntomas de la ansiedad, su definición, como nos afectan, como se conforman en diferentes síndromes clínicos, cada vez más presentes en nuestra sociedad actual y maneras de tratarlos.

El aumento del estrés y con ello de las enfermedades psicológicas y fisiológicas es un hecho probado y que irá en aumento en los años venideros, por tanto cualquier prevención o anticipación en la creación del cuadro psicopatológico nos permitirá resolverlos de manera más eficaz.

Bibliografia

-Estrés y procesos cognitivos.R.S.Lazarus y S.Folkmen.Ed Martínez Roca

-Técnicas Cognitivas para el tratamiento de stres.Mc.Mckay, M.Davis, P.Fanning Ed.Martínez Roca

-Psicobiología del estrés.M.Valles, T de Flores. Ed Martínez Roca

-El estrés y el cáncer. K.Banner, B.H Newbeny. Ed Herder

-Tratamiento del estrés: un enfoque comportamental. H.R Beech, L.E Burn Ed Alhambra

-Insomnio, stress y depresión nerviosa.LIBSA

-Introducción a la psicopatologia y la psiquiatria.J. Vallejo.Ed Masson Salvat

-Orientación, prevención y tratamiento de las depresiones.S.Florit, R.LLauradó. Ed.Alas

-Diagnostico clínico.A.Avila Espada. Ed Eudema Universidad

-JAS (Inventario de Actividad de Jenkings) TEA

3 comentarios
  1. Madeleine
    Madeleine Dice:

    Hola soy medico , residente de cardiología de 3 años , me llama la atención la relación de los factores emocionales con el síndrome coronario agudo , quisiera hacer mi tesis sobre este tema , sin embargo , lo emocional puede ser subjetivo para la mayoría de las ciencias , por no poder cuantificarse y por no ser medible , como me pueden orientar para realizar una investigación que deje un aporte en el área de la unidad de cuidados coronarios

  2. Sergi Florit
    Sergi Florit Dice:

    Gracias por leernos. Comentarte que al hablar de sintomatología del espectro ansioso si podría darse la coexistencia de diferentes patologias.
    La fobia social se definiria por miedo e hipevigilancia y comportamietnos de aislamiento.
    Si necesitas más aclaraciones estamos a tu disposición.

  3. Diego
    Diego Dice:

    Felicitarle por su artículo. Me gustaría saber si una persona con patrón de conducta tipo A podría desarrollar una fobia social focalizada en el ámbito laboral en aquellas situaciones en que percibe que puede ser evaluado.

    Muchas gracias.

    Reciba un cordial saludo,

    Diego Piñero.

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *